Logo Brokline
511111Rating 5.00
Beneficios para la salud de beber vino

A través de la historia, el vino ha sido testigo indiscutible de eventos transcendentales, acompañante de deliciosas comidas o simplemente un pretexto para compartir con amigos y seres queridos.

Pero se trata de mucho más que una bebida procedente de la uva. Diversos estudios han demostrado que el vino tinto puede traer importantes beneficios para la salud. Eso sí, los especialistas advierten que la clave es la moderación.

Beneficios de beber vino

Para el sistema cardiovascular

Múltiples estudios concluyen que una copa de vino al día podría ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares. De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, este licor contiene antioxidantes que aumentan los niveles de colesterol 'bueno' y protegen las arterias.

El efecto positivo es resultado de los flavonoides, los taninos y los polifenoles, sustancias presentes en las semillas y la piel de la uva, que proporcionan un efecto vasodilatador y funcionan como antioxidantes contra los radicales libres, considerados los ‘culpables’ del envejecimiento prematuro de los tejidos y de causar lesiones en los vasos sanguíneos, así como de la aparición de ciertos tipos de cáncer.

Por otra parte, también se cree que el resveratrol está relacionado con un menor riesgo de inflamación y coagulación de la sangre, lo que evita el desarrollo de enfermedades cardiacas.

Es bueno aclarar que las mencionadas sustancias están presentes especialmente en el vino rojo. El vino blanco, por otra parte, se elabora solamente a partir de la pulpa de la fruta, por lo que no las contiene.

Copa de vino tinto
El vino rojo es el que contiene la mayor cantidad de sustancias benéficas

Otros beneficios

Reduce el colesterol

Los polifenoles, especialmente el resveratrol, evitan la formación de coágulos y la reducción del 'colesterol malo'.

Aumenta los niveles de Omega 3

Los consumidores moderados de vino tinto tienen mayores niveles de ácidos Omega 3 en la sangre, los cuales tienen propiedades antiinflamatorias que contribuyen a aliviar los síntomas de dolencias como la artritis y ayudan en el control de la coagulación de la sangre.

También favorecen el correcto funcionamiento de los ojos, el cerebro y los sistemas nervioso e inmunológico. Reducen los niveles de triglicéridos en la sangre y disminuyen la presión arterial.

Le puede interesar: 12 tips para cuidar su corazón

Previene las infecciones urinarias

Por sus propiedades antioxidantes y astringentes, esta bebida evita que las bacterias se adhieran a la vejiga y a los riñones, impidiendo la aparición de las infecciones urinarias.

Facilita la digestión

Incrementa la secreción de jugos gástricos y favorece la digestión de las proteínas como carnes, quesos y pescados.

Es antibacteriano

Además del alcohol, el vino contiene ácidos y otros ingredientes que reducen las bacterias y protegen al organismo.

Contiene vitaminas

Como resultado de sus vitaminas, combate la fatiga muscular y alivia los calambres musculares. También disminuye la aparición de várices y de hemorroides, aumenta las defensas y reduce las molestias de la artritis.

Ayuda a bajar de peso

Se estima que el vino tinto activa un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y estimula las existentes para depurarlas y eliminarlas poco a poco. Por supuesto, esto se logra cuanto se sigue una rutina de ejercicios y una dieta balanceada, según las indicaciones del médico.

Combate la gingivitis

Los estudios aseguran que el vino tiene algunos compuestos que evitan la aparición de estreptococos y bacterias en la boca, por lo que combate la gingivitis y previene la caries.

¿Cuánto vino es "consumo moderado"?

Los expertos consideran que lo ideal es tomarse una copa de vino tinto al día, preferiblemente durante el almuerzo o la comida. De esta forma se disminuye la absorción del alcohol.

Quesos y vinos
Es mejor combinar el vino con alimentos para disminuir la absorción del alcohol

No es para todos

Pese a la cantidad de virtudes que se le atribuyen, no se puede olvidar que el vino es una bebida alcohólica, por lo que no es bueno para todas las personas.

Los médicos advierten que quienes sufren algunos padecimientos como la diabetes o enfermedades cardiovasculares, quienes toman determinados medicamentos, las mujeres embarazadas y los menores de edad, deben abstenerse de ingerirlo.

Opiniones divididas

A pesar de que por años se le han atribuido grandes beneficios al vino, muchos especialistas están en desacuerdo con sus bondades.

Esto se debe principalmente a que el consumo de alcohol contribuye con la aparición de trastornos del hígado, hipertensión arterial, derrames cerebrales y a un debilitamiento progresivo del músculo cardíaco. 

Por su parte, la Sociedad Americana de Oncología Clínica asegura que el consumo de alcohol, incluso en dosis moderadas, podría estar relacionado con un mayor riesgo de algunos tipos de cáncer, como el de seno, esófago, colon, cabeza y cuello.

Por eso es recomendable, antes de tratar de aprovechar las cualidades del vino, consultar con el médico de confianza para que analice los riesgos y beneficios del consumo de alcohol.

***

Cuente siempre con el Seguro de Salud para para garantizar su bienestar físico y el de su familia.

Brokline, permítanos asesorarlo.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s