Logo Brokline
4.529411764705911111Rating 4.53
Tips para disminuir el desperdicio de comida en casa

¿Sabía que en Colombia cerca de 9,8 toneladas de comestibles se botan a la basura cada año? Esto quiere decir que por cada 3 toneladas de alimentos disponibles, una tonelada va a la caneca, según datos del Departamento Nacional de Planeación.

Este es una cifra escandalosa, más cuando se tiene en cuenta que en el mundo, 821 millones de personas pasan hambre todos los días y la desnutrición afecta el desarrollo de miles de niños (vea aquí el informe de la FAO).

Por eso es tan importante que cada persona ponga un granito de arena y, con pequeños cambios en casa, ayude a disminuir el desperdicio de alimentos. Estos son algunos consejos para lograrlo.

Cómo desperdiciar menos comida en casa

Al hacer mercado

  • Calcule correctamente las cantidades que necesita. Cuando haga el mercado, tenga en cuenta cuántas personas comerán durante la semana en casa. No es lo mismo hacer compras para un hogar unipersonal que para una familia conformada por 3 o 4 personas.
  • Compre solo lo que necesita para los próximos días, principalmente cuando se trata de productos perecederos, como las verduras y frutas. Así evitará tener que echar a la basura tomates y otros productos estropeados.
  • Planee un menú semanal. Esta en una buena alternativa que le ayudará a saber exactamente qué necesita y que no.
Compre solo los productos perecederos que necesita para los próximos días
Compre solo los productos perecederos que necesita para los próximos días
  • Evite las promociones tentadoras. Un bulto de naranjas a buen precio puede ser muy tentador, pero ¿realmente puede consumirlas todas antes de que se pierdan?
  • Un truco muy importante: no haga mercado cuando tenga hambre porque resultará comprando mucho más de lo que requiere realmente.

Al almacenar los productos

El adecuado almacenamiento de los alimentos en casa es muy importante para garantizar su frescura y prevenir desperdicios.

  • Clasifique los productos para poder guardarlos adecuadamente, teniendo en cuenta cuáles van a la nevera, al congelador o a la despensa.
  • Esté atento a la fecha de vencimiento. Consuma primero los que tienen fecha de caducidad más cercana.
  • Utilice primero los alimentos comprados con anterioridad. Cuando vaya a acomodarlos en la nevera o en la despensa, deje adelante los que ya estaban allí y ponga atrás los más nuevos.

Le puede interesar: Sencillas medidas para ayudar al medio ambiente desde casa

Aproveche el congelador

El congelador es la mejor herramienta para mantener los víveres por largos periodos sin que se dañen o pierdan calidad. Es posible congelar todo tipo de comidas como carne, pescado, precocidos, platos preparados en casa (como pastas, arroces, emparedados), queso, las papas fritas y otros snacks salados que sobraron de una reunión y hasta algunas frutas y verduras.

  • Utilice recipientes con tapa, bolsas plásticas y otros materiales que permitan las bajas temperaturas.
  • Congele por porciones personales. De esta forma podrá descongelar únicamente la cantidad necesaria para cada ocasión, de acuerdo con la cantidad de personas presentes en casa.
Congele la comida por porciones personales para descongelar solo lo necesario
Congele la comida por porciones personales para descongelar solo lo necesario
  • Etiquete los productos e incluya la fecha de congelación para consumir primero los que llevan más tiempo congelados.
  • Evite abrir innecesariamente la puerta del congelador para prevenir los cambios de temperatura.
  • Eso sí, recuerde que nunca debe volver a congelar alimentos que ya han sido descongelados.
  • Para descongelarlos, lo mejor opción es pasarlos a la nevera durante varias horas. Otra alternativa es introducir el alimento en agua fría. Si no tiene tanto tiempo, el microondas será siempre la alternativa más rápida.

En la mesa

  • Sirva cantidades pequeñas en el plato y aclare a los miembros de la familia que es posible repetir, si lo desean. De esta forma la comida “limpia” se podrá aprovechar para otra ocasión.
  • Recuerde a los niños ese típico dicho de las abuelas: “el ojo puede más que la barriga” para que aprendan a no servirse más de la cuenta y evitar terminar con más comida en la basura.
Evite servir porciones exageradas que terminarán en la basura
Enseñe a los niños a no servirse porciones exageradas de comida que terminará en la basura
  • Utilice lo que quedó para preparar otros platos o para congelarlos para otra oportunidad.
  • Tenga en cuenta que las ensaladas deben consumirse lo más pronto posible.

Le puede interesar: El seguro de vida ofrece mucho más que protección familiar 

Con la implementación de estas sencillas prácticas podrá disminuir el desperdicio de alimentos en casa.

Además de poner un granito de arena para ayudar a la sostenibilidad del planeta, también podrá ahorrar más dinero, disminuyendo el presupuesto destinado a los alimentos.

Brokline, permítanos asesorarlo.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s