Logo Brokline
511111Rating 5.00
Consejos para entrenar con su mascota

¿Qué mejor compañero para hacer ejercicio que su perro? Para las mascotas es tan importante mantenerse en forma y saludable como para sus familias humanas. Sin embargo, hay que tener algunas precauciones para garantizar que salir a entrenar no solo sea una experiencia divertida, sino también segura.

No todos los perros corren igual

Tenga en cuenta la raza de su mascota. No todos los perros pueden hacer ejercicio físico intenso, así que averigüe qué tipo de entrenamiento es el que le conviene a su amigo de cuatro patas.

Según los expertos, razas como pug, pastor inglés, pequinés, galgo, gran danés, shih tzu, basset hound, pomerania, bulldog, bullmastiff y san bernardo, entre otros, no so son muy buenos para esta actividad y forzarlos podría afectar su salud.

En cambio, razas como beagle, pastor belga, husky siberiano, golden retriever, labrador retriever y border collie necesitan hacer ejercicio más intenso y disfrutarán el entrenamiento.

Cuidado con el calor

Como los perros no transpiran, su capacidad para regular la temperatura es muy limitada y pueden sufrir un “golpe de calor”. Con excepción de unas glándulas sudoríparas en las almohadillas de las patas, el jadeo es la única forma que poseen para regularla.

Por eso, evite entrenar al medio día o en momentos muy calurosos. Según los expertos, la mejor hora para el ejercicio es temprano en la mañana o por la tarde.

Atención al estado físico

Tal y como pasa con los humanos, los perros también deben tener una revisión de su estado de salud con el veterinario antes de empezar el entrenamiento.

Tenga en consideración la edad; para los cachorros, el ejercicio intenso puede ser contraproducente.

Un punto de atención, a menudo olvidado, son las almohadillas de las patas. Revise que no tenga cortes o magulladuras. Para evitar esto, prefiera hacer el trabajo en superficies blandas como parques, tierra o arena. El asfalto o las zonas con piedras podrían hacerle daño.

Empezar poco a poco

Los canes deben adaptarse poco a poco a sus rutinas de ejercicios. El ritmo y el tiempo de trabajo podrán irse incrementando.

El ejercicio permite que las mascotas se diviertan y liberen la ansiedad que muchas veces los lleva a causar destrozos en casa. Pero hay que estar atento a las señales. Si se ve de buen humor y alerta, está disfrutando y puede seguir el ritmo. Si empieza a quedarse atrás o a sentarse, significa que ya es hora de parar.

La hidratación es indispensable

Asegúrese de llevar suficiente agua fresca para usted y su perro. Pero tenga cuidado de que no beba demasiado.

Lo mejor es esperar a que se tranquilice y deje de jadear para darle comida y bebida.

Vaya bien preparado y cumpla las normas

Los expertos recomiendan usar un arnés ergonómico y cómodo que no afecte sus movimientos y una correa flexible (pero no extensible) de máximo 2 metros para evitar tirones y frenazos bruscos.

Además, no olvide la bolsita para los excrementos, porque hay que respetar las normas de convivencia (y la Ley).

Es indispensable tenerlo siempre bajo vigilancia. Recuerde que según la legislación colombiana, si un perro hace daño a un tercero, el propietario debe asumir toda la responsabilidad. En algunas aseguradoras, la póliza de hogar tiene un amparo de responsabilidad civil que podrá utilizar para responder en este caso.

Por otra parte, en el mercado se encuentran algunas pólizas de asistencia a mascotas y otros seguros que vale la pena tener en consideración.

Después de tomar todas las medidas y precauciones para salir a trotar en compañía de su mascota, lo más importante es que tanto usted como su querido amigo disfruten mientras cuidan su salud.

Brokline, permítanos asesorarlo.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s