Logo Brokline
511111Rating 5.00
Consejos para viajar con niños

Viajar con los niños no tiene por qué ser un motivo de intranquilidad. Solo hace falta un poco de paciencia y algo de planificación para hacer que esas vacaciones en familia sean una experiencia maravillosa para chicos y grandes.

No importa si se trata de un viaje nacional o internacional, o de un paseo en carro o en avión, estos son algunos consejos para mantenerlos a todos contentos y sacarle el mayor provecho a la aventura.

Consejos para viajar con niños

Documentación en regla

Lo primero es asegurarse de que lleva todos los documentos de identificación de la familia, incluyendo las tarjetas de identidad de los niños.

Para viajes al exterior, acuérdese de tener los pasaportes, visas y –de ser necesario– los permisos que exige Migración Colombia, por ejemplo, en caso de que no vayan los dos padres. Si tiene dudas, consulte aquí la página de esta entidad.

Por otra parte, para vuelos nacionales e internacionales, las autoridades colombianas exigen una copia del original del Registro Civil, expedido por laRegistraduría Nacional, para los niños entre cero y siete años. Consulte aquí la información de la Aeronáutica Civil.

Tenga a mano los carnés de salud, como EPS, prepagada, asistencia médica o el seguro de viajero.

Evite cargar demasiado equipaje

El exceso de maletas, coches, bolsos, morrales y paquetes puede convertir el paseo en una verdadera pesadilla. Más, si los niños son aún muy pequeños. La clave está en llevar solo el equipaje necesario.

Llevar demasiado equipaje puede ser complicado, especialmente si los niños son aún muy pequeños
Foto: David Castillo FreeDigitalPhotos.net

Prefiera los morrales que se cargan en la espalda a tener muchos paquetes para llevar en las manos.

Le puede interesar: Trucos para hacer la maleta perfecta

Botiquín de medicamentos

Aliste un botiquín con los medicamentos para toda la familia, principalmente los de prescripción médica. Esta es una precaución que hay que tomar especialmente cuando viaja a otros países o a un lugar alejado de las zonas comerciales, como una finca o poblaciones remotas.

También es práctico cargar algunos medicamentos de uso común para tratar esos malestares que aparecen en la mitad de la noche, como dolor de cabeza, indigestión, un resfriado, fiebre, un raspón, una picadura de insecto, etc.

Aunque en Colombia es relativamente fácil acudir a las farmacias en caso de necesitar un producto, en el exterior no siempre es posible conseguirlos sin una receta médica.

No deje el bloqueador solar y el repelente de insectos.

Identificar a los niños

Es prudente que los niños lleven encima algún tipo de identificación con información de contacto, lo que es muy útil en caso de que se extravíen. Esto es fundamental cuando se trata de visitas a lugares con gran afluencia de personas, como parques temáticos, zoológicos, playas, hoteles o sitios turísticos, sobre todo en países con un idioma diferente.

En el mercado existen diferentes productos que van desde pulseras, hasta llaveros y relojes con GPS. Una opción son las manillas de silicona que se consiguen a precios bastante económicos, son impermeables, no se borran y son poco atractivas para los “amigos de lo ajeno”.

Planeen juntos el viaje

Si los niños son lo suficientemente mayores, involúcrelos en la planeación del viaje desde el principio. Esto ayudará a que estén más emocionados e ilusionados con la nueva aventura.

Se puede empezar con mostrarles en un mapa el recorrido y hablarles de los sitios que van a descubrir, las comidas, los habitantes, la cultura, el idioma… todo esto despertará su curiosidad.

Incluya en los planes algunas actividades especialmente para ellos, otras que sean para toda la familia y otras que sean un poco más interesantes para los mayores (museos, sitios históricos). Así todos tendrán la oportunidad de disfrutar.

Otra forma de interesarlos es darles sus propias responsabilidades, por ejemplo, escoger y empacar los juguetes.

Planifique pero sea flexible

Cuando se viaja con niños, todo gira en torno a sus necesidades. Es conveniente tener itinerarios y planes de las actividades, pero hay que ser muy flexibles, teniendo en cuenta el ritmo propio de los pequeños, que debe incluir tiempos de juego, alimentación y descanso.

Viajar en la noche

Volar durante la noche o a la hora de la siesta será siempre una medida inteligente para que los niños pasen dormidos la mayor parte del trayecto.

Aproveche la hora de la siesta para que los niños duerman mientras viajan
Aproveche la hora de la siesta para que los niños duerman mientras viajan

Sin embargo, si el viaje es por tierra, la noche hace que los riesgos sean mayores. Aunque muchos prefieren hacerlo porque hay menos tráfico, también hay menos visibilidad, pueden aparecer los microsueños y es más difícil hacer frente a cualquier imprevisto que se pueda presentar.

Le puede interesar: ¿Viajando por Colombia en carro? Tips para tener un viaje seguro

Lonchera

Tenga siempre a mano un morral o bolso con bebidas y alimentos aptos para toda la familia que permitan atender a los niños ante los repentinos “ataques de hambre”.

Recuerdeque en los aviones está permitido llevar en el equipaje de mano comida y bebidas para los niños.

Entretenimiento

No hay nada más estresante para los papas que unos niños aburridos y molestos. Por eso, lleve varias fuentes de entretenimiento como películas, juegos de mesa y electrónicos, cuentos, libros para colorear y juguetes. Eso sí, deje en casa los más ruidosos, de lo contrario, en pocos minutos los aburridos y molestos serán los papás.

Ropa cómoda

Asegúrese de llevarles ropa cómoda para que se puedan mover con libertad. Es importante saber a qué clima se dirigen y llevar la ropa adecuada. Agregue algunas prendas abrigadas, así el clima no sea frío.

Trayectos cortos con bastantes paradas 

Si van por carretera, hay que evitar que se cansen demasiado. Por eso es mejor realizar trayectos cortos con varias paradas para ir al baño, comer o estirar las piernas. Esto los mantendrá más tranquilos.

Llegue con suficiente anticipación al aeropuerto

Nada peor que llegar afanados a hacer largas colas en el aeropuerto con los niños aburridos o con ganas de ir al baño. Procure presentarse con anticipación para que tengan tiempo de hacer el check in, entregar las maletas y después pasar un rato divertido con los chiquitos en el aeropuerto. Tenga en mente que entre más jueguen antes del vuelo, más pronto se dormirán en el avión.

Cuidado con los oídos durante el vuelo

Como los niños no saben cómo combatir los cambios de presión durante el vuelo, hay que estar muy pendientes para que no tengan dolor de oídos.

Esté atento a que los cambios de presión durante el vuelo no le afecten los oídos
Esté atento a que los cambios de presión durante el vuelo no le afecten los oídos

Para los bebes, es recomendable ponerles el chupo o el biberón al despegar y aterrizar para que al succionar, muevan la mandíbula y así puedan descomprimir los oídos.

Para los más grandecitos, los chicles y caramelos pueden ser una buena solución.

Por último, tenga presente que viajar con niños implica tener mucha paciencia y flexibilidad. No olvide que la idea es que todos los miembros de la familia se diviertan con la experiencia. Además, no hay nada más emocionante que ver la felicidad de los niños cuando van descubriendo cosas nuevas. Así que ¡a empacar maletas y a disfrutar en familia!

Brokline, permítanos asesorarlo.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s